Fundación CAC

China

¿Cómo enviar mercancías a China?

El epicentro de la economía mundial se ha desplazado a Asia y todo apunta a que continuará siéndolo durante este siglo. Comerciar con China ofrece grandes oportunidades de desarrollo. Te presentamos algunas cuestiones interesantes para enviar mercancías desde España a China.

A día de hoy China exporta a todo el planeta. Se ha convertido en la gran fábrica del mundo. Además, China representa un mercado interesante de más de 1.400 millones de personas. Con una clase media alta, con un alto poder adquisitivo, interesada en comprar productos de calidad. Por otro lado, China representa la entrada en el mercado asiático. Un mercado en continuo crecimiento.

En estos momentos, China está invirtiendo en sectores como la tecnología, las energías renovables y la biotecnología. Esto ofrece unas oportunidades interesantes para las empresas españolas innovadoras que operan en estos campos.

China y España tienen relaciones institucionales bilaterales que favorecen el comercio entre los dos países. Un ciudadano chino que establece una empresa en nuestro país paga los impuestos en China y una empresa española que se asienta en el país asiático, los paga en España.

Comerciar con China tiene un alcance estratégico. Supone estar presente en la economía con mayor crecimiento del mundo y en uno de los puntos claves de la economía mundial.

Gracias al desarrollo de las comunicaciones y de las telecomunicaciones, comerciar con China es más sencillo que nunca. Una empresa española puede hacerse con un distribuidor de sus productos en el gigante asiático sin apenas visitar el país. El problema se sitúa entonces en cómo hacer llegar los productos hasta allí. Te explicamos cómo.

Los productos españoles que más se exportan a China.

En estos momentos, la balanza comercial de España con China es desfavorable. En el 2022, España importó de China productos por valor de 26.700 millones de dólares y vendimos a China por valor de 6.870 millones de dólares. Vendemos a China casi 4 veces menos de lo que le compramos.

Según datos ofrecidos por Observatorio de Complejidad Económica (O.E.C.), una institución privada que analiza los flujos económicos a nivel mundial, la principal exportación de España a China en el primer trimestre del 2024 fue la carne de cerdo, por valor de 81 millones de euros. En esta partida se incluyen desde animales muertos congelados hasta productos elaborados como jamón de jabugo o embutido. La industria cárnica representa la principal partida de mercancías con destino a China. Alcanzando el 20% de nuestras exportaciones.

En el primer trimestre de este año también hemos vendido al país asiático polímeros de etileno por valor de 32,5 millones de euros, medicamentos envasados por un precio de 25,8 millones de euros y chatarra de cobre por valor de 28,4 millones de euros.

Esto supone un cambio respecto a años anteriores. Donde el mineral de cobre en bruto representaba el 14,1 % de nuestras exportaciones. En el 2.022 supuso unas entradas para nuestro país de 1.200 millones de euros. España también exporta a China plomo y Zinc. Que se utilizan en la industria.

España vende a China piezas de motor para vehículos, piezas para maquinaria de metalurgia, turbinas de gas, bienes de equipo para la industria y, por otro lado, vino y aceite de oliva. El vino español representa el 1% de nuestras exportaciones, con una entrada anual de 90 millones de dólares; y el aceite de oliva, el 2,08%, con una venta estable de 29 millones de dólares al año.

De todos modos, es importante señalar que para nosotros China sigue siendo un mercado por explorar. El principal destino de las exportaciones españolas son Francia, Alemania, Italia, Portugal y Reino Unido. A una distancia considerable se encuentra Estados Unidos.

Ninguno de los países de América Latina, uno de los destinos tradicionales de nuestros productos fuera de la Unión Europea, se halla entre los 10 primeros socios comerciales de nuestro país.

Por tanto, cualquier empresa española que fabrique un producto que pueda encajar en el mercado chino, tiene en el gigante asiático un mercado interesante en el que expandirse.

Requisitos para exportar a China.

La entrada de mercancías en China está muy controlada por el gobierno chino. Antes de remitir un cargamento a ese país, es necesario contactar con la Administración de Acreditación y Certificación de China (C.Q.C.) Una entidad gubernamental que se encarga de evaluar los procesos de fabricación de cada producto y valorar si son aptos para distribuirlos dentro de China.

Esta administración facilita a los exportadores los requisitos y estándares necesarios que han de cumplir los productos para que pasen la frontera.

Por tanto, antes de enviar ningún cargamento al país asiático, necesitamos la aprobación de la C.Q.C.

Además del visto bueno del gobierno, la revista de transporte internacional Alta Marítima indica que el envío a China debe estar perfectamente documentado. Estos son los documentos que cualquier flete debe tener para ser aceptado en la frontera:

  1. Lista de embalaje (para mercancías con un valor superior a los 5.000 yuanes, que incluyan dos o más piezas de productos o que su peso sea superior a 100 kg)
  2. Utilizar un empaquetado adecuado según los criterios chinos
  3. La factura comercial que debe incluir:
    • Datos del vendedor (Nombre comercial, N.I.F, dirección, información de contacto, etc.)
    • Datos del cliente o destinatario.
    • Número de licencia de importación.
    • Valor total de la factura y tipo de moneda.
    • Lugar y fecha de expedición.
    • Número de factura.
    • Descripción detallada de la mercancía: país de origen, código arancelario, peso, cantidad, tipo de paquetes, precios unitarios, etc.
    • Incoterm, términos del contrato comercial internacional.
  4. Póliza de seguro.
  5. Certificado de origen del producto.
  6. Certificados de sanidad o fitosanitarios (en caso de que sea necesario.)
  7. Documentos de transporte (Bill of Lading, carta de porte y/o Air Waybill).
  8. Licencia de importación y código de registro de aduana.
  9. Inscripción en el padrón de exportadores sectoriales (aplicado para bebidas alcohólicas, minerales, bienes de equipo, etc.)
  10. Carta de instrucciones al agente aduanal y documentos probatorios de regulaciones no arancelarias.
  11. En caso de exportar alimentos, será necesario el Registro de Venta e Importación de Alimentos expedido ante la Administración General de Supervisión de Calidad, Inspección y Cuarentena de China (A.Q.S.I.Q.).

 Cómo transportarlo.

Según nos dicen los operadores de carga de Transportes Internacionales, una empresa de transporte y agentes aduaneros con más de 15 años de experiencia en el sector, con sede en la zona de carga del aeropuerto de Barajas, el transporte internacional se ha complicado bastante en los últimos años.

En estos momentos, enviar un flete de mercancías a un lugar como China requiere todo un entramado que va más allá de la simple contratación de un medio de transporte. Además de los consiguientes trámites aduaneros, se requiere una infraestructura de centros logísticos, donde se guardan provisionalmente las mercancías antes de pasar las aduanas o de cambiar de medio de transporte.

Para envíos de este tipo, normalmente, se necesita en algún momento trabajar con empresas de transporte del país de destino para que la mercancía llegue a la dirección final. Todo eso controlado informáticamente para saber en todo momento donde se encuentra el envío.

Una empresa de transportes internacionales es un puesto de control que pone en marcha y orquesta toda una serie de acciones y trámites dirigidos a que las mercancías lleguen a su destino en una fecha límite señalada.

Los principales medios de transporte para enviar mercancías a China son:

1. Vía marítima. El 90% de las mercancías que salen de España con destino a China o que entran en nuestro país desde el gigante asiático se transportan en barco. Los puertos de Barcelona y Valencia son los principales puntos de entrada y salida de estas mercancías. Para ello se tienen dos opciones, o alquilar un container marítimo o sub-alquilar un espacio dentro de otro container. Enviar un contenedor desde España a China te sale entre 1.500 y 3.200 €. El contenedor más pequeño, el de 20 pies, tiene una capacidad de 33 metros cúbicos y 28 toneladas como máximo. Para envíos menores conviene alquilar un espacio en otro contenedor. En ambos casos necesitarás el Bill of Landing o Carta de Embarque. Un documento que acredita que la mercancía ha sido embarcada. En este documento se indican las características del envío (tipo de mercancía, número de bultos, peso); el origen; el destinatario; el barco en el que se transporta y el itinerario del viaje. Este documento lo emite la empresa de transporte y tiene efectos aduaneros. Una copia del B/L debe enviarse al destinatario, el cual necesita presentarla en el puerto para retirar la mercancía.

2. Vía aérea. El transporte aéreo es mucho más caro, pero permite llevar las mercancías en unas pocas horas al país de destino. Un envío por avión desde Madrid a Pekín tarda solo 11 horas. El transporte aéreo se utiliza para realizar envíos urgentes, como pueden ser medicamentos, o productos perecederos. Para este envío necesitamos el título de transporte Air Waybill

Aunque parezca complejo, el envío de mercancías de España a China es más sencillo de lo que resultaba hace 20 o 30 años.

Comparte el post:

Entradas relacionadas

Viaja a la Albufera

Ha llegado el verano y seguramente querrás viajar a una zona diferente y querrás ver paisajes muy diferentes a los

Scroll al inicio